Ayúdanos a ayudar

Si tienes la intención y la voluntad de hacer parte de algo positivo pero no sabes dónde, cómo ni cuándo, no te preocupes, nuestros equipos de voluntarios y colaboradores te ayudarán a ver la vida de una manera más positiva mostrándote cómo usar tus dones para mejorar tu calidad de vida y de quienes los necesitan.

Nuestro compromiso

Cambiar la forma de ver noticias enfocándonos en una connotación positiva, con la finalidad de mejorar el día a día de nuestros lectores cansados de recibir cargas negativas de noticias que generan frustración, dolor y rabia.

Redes sociales

Síguenos en nuestra redes sociales y mantente al tanto de nuestros voluntariados.

 
 
 
 
   

 




Voces

505 visitas Marzo 26 de 2018 09:03



El trabajo me tiene encarcelado


AdiccionaltrabajoPrincipal.jpg

© Psicopedia


La adicción al trabajo se ha convertido en un vicio avalado por la sociedad, nuestros grandes líderes son reconocidos y valorados socialmente por tener grandes sacrificios personales y familiares para conseguir logros empresariales, sin tener presente que este costo de oportunidad, no se equilibra con una vida de verdadera plenitud y felicidad.






Hace algunos días leía una entrevista en el periódico El Tiempo digital que le hicieron al periodista Jorge Cura. Me llamó la atención porque la diagramación y las preguntas eran en forma de cápsulas, lo que la hacía fácil de leer e invitaba a que las respuestas fueran cortas.

		  

A una pregunta corta, una respuesta corta, de manera especial de un personaje que en su rol cotidiano está la faceta de preguntar no tanto la de responder.

		  

Las preguntas iban desde la realidad del país, pasando por su vocación de periodista hasta la última que me permitió leer algo que descubro como un grito masivo que se hace silencioso en la intimidad de la consciencia personal, me explico más fácil para no quedar como filosófico. Leí en su respuesta que es consciente de que su trabajo es su celda opcional de vida.

		  

La pregunta puntual de El Tiempo fue: “cuéntenos un secreto”, a lo que Jorge Cura respondió: “El trabajo me tiene encarcelado”.

		  

Mal haría en intentar contextualizar las circunstancias laborales de este gran periodista que desde Barranquilla ejerce un gran papel por la Región Caribe y el mundo entero detrás de un micrófono, de una pantalla o de un trino, lo que sí me llama la atención es que en su respuesta descubro una gran valentía de reconocer que su trabajo, que ama y entiende como vocación, no le hace totalmente libre.

		  

Quienes han sido asiduos y me dan el gran honor de leerme, saben que me apasiono por escribir a favor de la familia y que promuevo constantemente la Buena Vida En Familia como camino a la felicidad personal y familiar, por tanto esta respuesta del alma del periodista Jorge Cura, no podía dejar de ser ocasión para llevarnos mutuamente a una reflexión existencial.

		  

La adicción al trabajo se ha convertido en un vicio avalado por la sociedad, nuestros grandes líderes son reconocidos y valorados socialmente por tener grandes sacrificios personales y familiares para conseguir logros empresariales, sin tener presente que este costo de oportunidad, no se equilibra con una vida de verdadera plenitud y felicidad.

		  

Gracias Jorge Cura porque tu sensatez de alma, revelada en una respuesta profundamente existencial, nos ha permitido a muchos dar un primer gran paso, y es pensar si nuestra cotidianidad ocupacional nos hace libres o nos tiene, al igual que tú, encarcelados.

		  

Ojalá esta semana, propicia para hacer un examen de conciencia, nos lleve a descubrir si esa vida encarcelada que llevamos es nuestra verdadera opción de vida y si descubres que ya eres un preso más, ojalá con la resurrección de Cristo llegue también la revelación que te libere de las rejas por las que has optado.

		  
		  




ARTÍCULOS SUGERIDOS

 Nada en la vida pasa por casualidad

 Escuchar más y hablar menos

 Cinco ojalá que nos impiden ser felices

 “Tengo en mi casa a una de las millones de mejores mamás del mundo”

 Coherencia, una clave para la felicidad

 Por favor no alimente sus miedos

 Sin roles y etiquetas

 Mikey: el ratón que pudo no existir



Erik Fabián Sojo Rodríguez
Publicaciones:10
Fuente:SentirPositivo
http://www.sentirpositivo.com
Publicaciones recientes

Redes Sociales