Ayúdanos a ayudar

Si tienes la intención y la voluntad de hacer parte de algo positivo pero no sabes dónde, cómo ni cuándo, no te preocupes, nuestros equipos de voluntarios y colaboradores te ayudarán a ver la vida de una manera más positiva mostrándote cómo usar tus dones para mejorar tu calidad de vida y de quienes los necesitan.

Nuestro compromiso

Cambiar la forma de ver noticias enfocándonos en una connotación positiva, con la finalidad de mejorar el día a día de nuestros lectores cansados de recibir cargas negativas de noticias que generan frustración, dolor y rabia.

Redes sociales

Síguenos en nuestra redes sociales y mantente al tanto de nuestros voluntariados.

 
 
 
 
   

 




Lo bueno no caduca

867 visitas Mayo 09 de 2017 07:47



Mi hijo murió en 1994 pero su corazón acaba de parar de latir


CorazonNicolasPrincipal.jpg

© REG GREEN


A Nicholas Green lo mataron el 29 de septiembre de 1994. Tenía siete años y estaba de vacaciones con su familia en el sur de Italia. Pero la tragedia hizo que en algo más de 10 años las donaciones se multiplicaran en ese país.






Nicolás Green de 7 años murió tras un disparo en la cabeza mientras pasaba unas vacaciones con su familia, llegó al hóspital con signos vitales, tras días sumido en el coma el murio. Pero antes de que falleciera, sus padres tomaron una decisión que cambiaría la vida de siete familias italianas. Determinaron donar sus órganos a siete personas que estaban a la espera de un trasplante.

Con sus órganos, Nicholas Green salvó la vida de siete personas. Foto: OGGI

		  

En aquel momento esas personas no eran más que abstracciones. No teníamos ni idea de qué tipo de gente eran. Fue como dar dinero a una organización benéfica cuya causa no conoces, recuerda.

		  

Pero cuatro meses después nos invitaron a visitarlos a todos en Sicilia, de donde son cuatro de los que recibieron (sus órganos). En Italia los criminales raramente matan a niños, apunta Green, porque eso hace que la policía se esfuerce aún más encontrarlos. Y así ocurrió en el caso de Nicholas Green.

		  

Una exhaustiva investigación policial terminó con el arresto y la condena a cárcel de dos hombre, Francesco Mesiano y Michele Iannello. No está claro si la intención de estos era robar o si eran sicarios y se equivocaron de coche. Pero el hecho de que a uno de ellos lo defendiera uno de los abogados más prestigiosos de Italia da pistas de que tenía conexiones con la mafia, cree Green.

		  

El asesinato de un niño estadounidense de siete años en un país en el que la muerte violenta es un lugar común ha sumido a Italia en una búsqueda de conciencia nacional, reportó el diario británico The Times.

		  

Green cree que muchos italianos se sintieron avergonzados de que un menor inocente muriera de esa forma en su país y que su manera de responder fue comprometiéndose con la donación de órganos. Y es que, después de que los Green donaran los órganos de su hijo, decenas de italianos siguieron su ejemplo. Tanto, que la tasa de donaciones se triplicó.

		  

Cambio de sistema

		  

El trabajo que hicimos para recordarles cuánto bien se puede hacer con ello tuvo un efecto increíble, difícil de prever, dice Green. Así, Italia, que solía quedar en las últimas posiciones en la lista de países con más donaciones de órganos, terminó casi coronándola, subraya. En ninguna otra nación se ha triplicado la tasa de donación.

Esta placa colocada en un parque de Turín, ciudad del norte de Italia, recuerda a Nicholas Green. Foto: REG GREEN

		  

En 1993, un año antes de que Nicholas muriera de un disparo, 6,2 personas de cada millón de habitantes donaban sus órganos. Y para 2006, la cifra alcanzó las 20 personas por millón.

		  

La principal razón del aumento, sin embargo, fue que en 1999 se cambió el sistema de donaciones. Desde entonces, cada vez que alguien muere, se asume que sus órganos han de donarse, si es que el individuo no especificó lo contrario en vida. Es el sistema de consentimiento presunto, también conocido como opt-out. Además de en Italia, se aplica en Francia, Grecia, Portugal y España.

		  

Mientras, otros países - como Estados y Reino Unido, con la excepción de Gales- operan con el sistema de consentimiento explícito u opt-in, en el que para donar los órganos de alguien, éste tuvo que haber señalado de forma expresa su voluntad de hacerlo.

		  

Nicholas era un buen chico, quien buscaba siempre el lado positivo de las cosas. Así que cuando estabas con él intentabas ser la mejor versión de ti mismo, recuerda su padre.

		  

Y aunque sé que a los siete años probablemente no tendría la capacidad de entenderlo, estoy seguro que de haber sido mayor esto hubiera sido precisamente lo que habría querido que hiciésemos, dice. No tengo ninguna duda al respecto, sentencia.

		  

Él me enseñó mucho sobre la tolerancia, por ejemplo, añade Green, quien fue periodista en Reino Unido antes de mudarse a EE.UU. para empezar una familia con su esposa Maggie. Yo soy muy impaciente, pero Nicholas tenía una calma y una capacidad de perdonar que hace que quieras ser igual que él.

		  

El encuentro

		  

Sin embargo, nada hubiera podido preparar a Green para el momento en el que tuvo que verse cara a cara con aquellos cuya vida salvaron los órganos de su hijo. Cuando la puerta se abrió y entraron los seis, el efecto fue abrumador, reconoce. La séptima persona que recibió algún órgano de Nicholas Green estaba en el hospital y no pudo acudir a la cita.

Andrea Mongiardo (el segundo por la izquierda) recibió el corazón de Nicholas Green. Foto: FAMILIA MONGIARDO

		  

Algunos sonreían, otros lloraban y unos se mostraban tímidos, pero todos estaban allí, vivos, rememora. La mayoría habían estado al borde de la muerte. Y fue entonces cuando nos dimos cuenta cuán grande era aquello, dice. Y también sentimos cuán devastados habrían estado sus padres y abuelos de no haberles salvado sus vidas. Desde entonces Green vuelve a Italia cada dos años para concienciar a la población sobre la importancia de la donación de órganos.

		  

En su más reciente visita volvió a reunirse con Maria Pia Pedala, quien estaba en coma por un fallo hepático y a punto de morir cuando recibió el hígado de Nicholas.

Maria Pia Pedala se salvó gracias al hígado de Nicholas Green y cuando tuvo un hijo, le puso el nombre de su donante. Foto: REG GREEN

		  

Pedala se recuperó y se casó, y a los dos años tuvo un niño, al que puso el nombre de su donante. El corazón lo recibió Andrea Mongiardo, quien falleció a principios de 2017. "Mi hijo murió en 1994, pero su corazón acaba de dejar de latir", dice al respecto Green.

		  
		  




ARTÍCULOS SUGERIDOS

 William Wilberforce, el abolicionista inglés que consiguió acabar con la esclavitud en el Reino Unido

 Una entrevista con la CEO de Pepsico y su ejemplo de cómo los líderes que intimidan van a perder a su gente

 Mi hijo murió en 1994 pero su corazón acaba de parar de latir

 Cómo reciclar botellas de plástico para regalar litros de luz

 Iron Man regala su brazo biónico a niño de 7 años

 Adoptó a vecina con cáncer

 Orgullo de colombiano, los mejores inventos colombianos

 Pueblo mexicano echó a las mafias, políticos y policías



The Times
Aportes de Interés
Publicaciones:1
Fuente:SEMANA
http://www.semana.com/
Publicaciones recientes

Productos Sentir Positivo

  • Buso blanco SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $40000

    Valor mas envio: $48000

    Buso blanco

  • Buso negro SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $40000

    Valor mas envio: $48000

    Buso negro

  • Chaleco negro SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $120000

    Valor mas envio: $128000

    Cheleco negro acolchado

  • Chaleco rojo SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $120000

    Valor mas envio: $128000

    Cheleco rojo acolchado

  • Gorra blanca SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $25000

    Valor mas envio: $33000

    Gorra blanca

  • Llavero metal SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $10000

    Valor mas envio: $15000

    Llaveros de metal

  • Llavero tela SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $10000

    Valor mas envio: $15000

    Llaveros de tela metal

  • Sueter mujer blanco SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $30000

    Valor mas envio: $38000

    Sueter blanco

  • Sueter mujer negro SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $30000

    Valor mas envio: $38000

    Sueter blanco

  • Tasa blanca SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $10000

    Valor mas envio: $15000

    Tasa blanca

Redes Sociales