Ayúdanos a ayudar

Si tienes la intención y la voluntad de hacer parte de algo positivo pero no sabes dónde, cómo ni cuándo, no te preocupes, nuestros equipos de voluntarios y colaboradores te ayudarán a ver la vida de una manera más positiva mostrándote cómo usar tus dones para mejorar tu calidad de vida y de quienes los necesitan.

Nuestro compromiso

Cambiar la forma de ver noticias enfocándonos en una connotación positiva, con la finalidad de mejorar el día a día de nuestros lectores cansados de recibir cargas negativas de noticias que generan frustración, dolor y rabia.

Redes sociales

Síguenos en nuestra redes sociales y mantente al tanto de nuestros voluntariados.

 
 
 
 
   

 




Curiosidades

1,335 visitas Marzo 06 de 2017 08:12



La sangre de dragón puede ser la solución frente a bacterias resistentes


DragonKimodoPrincipal.jpg

© Google


Para muchos de los problemas a los que nos enfrentamos los seres humanos, podemos buscar soluciones en la naturaleza. A fin de cuentas, millones de años de adaptaciones permiten llegar a todo tipo de estrategias. La última que se puede emplear está inspirada en los dragones de Komodo (Varanus komodoensis), los lagartos actuales de mayor tamaño, y cómo se enfrentan a las infecciones bacterianas.






Porque, tal y como se explica en un artículo reciente, los dragones de Komodo generan una serie de proteínas que les protegen de infecciones bacterianas. Estas macromoléculas viajan por el torrente sanguíneo y evitan que los numerosos microorganismos con los que tienen que convivir estos reptiles terminen generándoles graves problemas.

		  

Sólo en su saliva están presentes cerca de 57 especies bacterianas, a las que utilizan como arma pero de la que deben protegerse. Para entender cómo funciona este proceso, hay que conocer el modo de vida de estos reptiles. Los dragones de Komodo viven en una región muy determinada del planeta. Lo que en términos técnicos se expresa como un área de distribución reducida. De hecho, son sólo unas pocas islas de Indonesia central. Y allí viven como depredadores terminales.

		  

Lo curioso es que su dieta principal es carroña, y no presas vivas. Y eso a pesar de que realizan ataques sobre animales de gran tamaño, como pueden ser cabras, ciervos o jabalíes. Pero un porcentaje elevado de sus ataques no terminan en la muerte directa del animal.

		  

Muchos se escapan, para terminar muriendo más adelante a causa de las infecciones que los dragones inoculan con su mordedura. Los cadáveres que van quedando son comidos a modo de carroña por los dragones. Pero claro, mantener altas poblaciones de bacterias patógenas en la saliva tiene su parte negativa. Hay que protegerse de ellas, ya que si no pueden atacar al dragón de Komodo. Para evitarlo, los dragones generan proteínas de pequeño tamaño conocidas como Péptidos Catiónicos Antimicrobianos – CAMPs por sus siglas en inglés.

		  

En realidad, este tipo de defensas son comunes en muchos animales, no únicas de los dragones de Komodo. Forman parte del sistema inmune, entre otros de los humanos. Pero los de los dragones de Komodo son especialmente eficaces en la protección frente a infecciones.

		  

Y de ellos se pueden sacar medicamentos. Purificando las proteínas se puede estudiar su composición para sintetizarlas de manera industrial, y emplearlas para luchar contra bacterias resistentes a antibióticos. De hecho, para el artículo del que hablábamos al principio del post se han purificado ocho de estas proteínas, y se ha comprobado su efecto sobre especies de bacterias con un impacto importante sobre la salud humana.

		  
		  




ARTÍCULOS SUGERIDOS

 La sangre de dragón puede ser la solución frente a bacterias resistentes

 Se enamoraron en la guardería y, 30 años después, se reencontraron para casarse

 Kawaii, la comida miniatura del Japón que se ha tomado internet

 Hygge, el secreto de la felicidad danesa

 Niño “genio” de 10 años quiere demostrar que Dios existe

 Siete inventos que fueron pensados por Star Trek

 Así respondió Google a una abuela que pide el favor y da gracias en sus búsquedas

 Adiós a doblar ropa



Redes Sociales