Ayúdanos a ayudar

Si tienes la intención y la voluntad de hacer parte de algo positivo pero no sabes dónde, cómo ni cuándo, no te preocupes, nuestros equipos de voluntarios y colaboradores te ayudarán a ver la vida de una manera más positiva mostrándote cómo usar tus dones para mejorar tu calidad de vida y de quienes los necesitan.

Nuestro compromiso

Cambiar la forma de ver noticias enfocándonos en una connotación positiva, con la finalidad de mejorar el día a día de nuestros lectores cansados de recibir cargas negativas de noticias que lo único que hacen es llenarlos de inconformidad, dolor y rabia.

Redes sociales

Síguenos en nuestra redes sociales y mantente al tanto de nuestros voluntariados.

 
 
 
 
   

 




Quién dijo yo

15,367 visitas Noviembre 30 de 2016 07:35



Barranquillera que padece Schwannomatosis busca apoyo para poder movilizarse


SchwannomatosisPrincipal.jpg

© Katherin Sabbagh en compañía de su familia.


Katherin Sabbagh es una barranquillera que busca apoyo para adquirir un vehículo especialmente adaptado a su condición física producto de la Schwannomatosis y así continuar impulsando las actividades de su fundación.




Katherin Sabbagh es una joven de 35 años, nacida en Royal Oak, Michigan, criada en Barranquilla, es la mayor de tres hijas y cuenta con “la bendición de tener mis padres junto a mí como base, apoyo y respaldo”.

Katherin junto a sus padres

		  

Quienes la conocen cuenta que de niña fue muy traviesa, pícara, maldadosa e hiperactiva, aunque aclara que “para ser sincera eso no ha cambiado mucho y aun me gusta conservar esa niña interna presente. Mi adolescencia transcurrió sin mayores contratiempos, solo unos cuantos yesos y puntos todo debido a mi inquietud, era muy activa y deportista, patinaba mucho, al igual que montaba bicicleta, nadaba, jugaba tenis y en el colegio softball y volleyball, y compartía con amigos constantemente en diferentes actividades”.

		  

A la edad de 16, Katherin, inicio un proceso que se convertiría en una lucha diaria, al ser descubierta una protuberancia en el lado izquierdo de su cuello. Por un momento se llegó a pensar que era cáncer, pero una biopsia dio como resultado un schwannoma, el cual es un tumor benigno al final de los nervios.

		  

Sin embargo luego de unos 3 años aproximadamente, narra que empezó a “experimentar severos dolores, después de varios exámenes, descubrieron tumores a lo largo mi columna en las áreas cervical y lumbar, al comienzo no sabíamos exactamente que estaba pasando y dieron varios nombres de condiciones que no tenían que ver con lo que me sucedía, hasta que en Boston, Estados Unidos en el 2004 se diagnosticó como Schwannomatosis”.

		  

En los últimos 16 años ha sido sometida a alrededor de 22 cirugías, la mayoría de ellas en la columna. Estas cirugías han traído una serie de consecuencias de las cuales aún recibe terapia física para recuperarse, pero añade que a través de los años también han aparecido tumores en otras áreas de su cuerpo, lo que por ende le ha causado más dolores y ciertas limitaciones.

Katherin recuperándose de una de las cirugías a las que ha sido sometida

		  

“He llegado a participar en tratamientos experimentales con el objetivo de reducir o inclusive desaparecer los schwannomas que se encuentran en diferentes partes de mi cuerpo, sin resultados exitosos. Es esto y muchas más de las experiencias que he vivido son las que me han llevado a no darme por vencida, y en vez de encerrarme en lo mío, pensar en la gente que no tiene los recursos y el apoyo que he tenido yo, creando así la fundación: Neurofibromatosis Fighters para todos nosotros.

		  

Uno de los objetivos de la fundación es ayudar al laboratorio de la Dr. Cristina Fernández-Valle, ella es una científica que se encuentra en Orlando, Florida, la cual hace experimentos con células humanas para ayudar a la gente que sufre de esta condición. Ellos están abiertos a recibir intercambios de médicos/científicos que estén interesados en esta clase de investigaciones.

		  

El pasado 9 de junio en la ciudad de South Beach, Florida tuvo lugar el primer evento de la Fundación, gracias al cual pudieron hacer una contribución con un granito de arena, pero considera que “es una labor muy grande y de constancia con la cual queremos seguir colaborando y contar con ayuda de todos los que quieran participar; no todo es por medio de dinero, hay gente que dona su tiempo, trabajo o inclusive ayuda a patrocinar, educar o recoger equipos de asistencia ambulatoria por ej.; bastones, caminadores, sillas de ruedas, además de otros equipos médicos del diario vivir y que facilitan están funciones. ¡Solo es cuestión de querer!”.

		  

Pero además de eso, Katherin asegura que llegó un momento de su vida en el cual fue necesario hacer un alto y decidir, “yo no puedo dejar que mi vida gire alrededor de esta condición, es hora de vivir mi vida de la mejor manera posible y si se presenta un inconveniente de salud en el camino veré como lo resuelvo.” Por ello decidió entrar a estudiar diseño de moda, con el fin de darle un enfoque diferente a la misma y así ayudar de una forma práctica y facilitar de cierta forma el diario vivir a las personas que tienen algún tipo de limitación física.

Su condición no ha sido impedimento para vivir su vida de manera plena

		  

Actualmente Katherin se moviliza con ayuda de una silla de ruedas, pero está convencida de poder volver a caminar, para lo considera que un tratamiento en el centro de rehabilitación Neurofit 360, de Miami, le ayudaría a alcanzar ese objetivo.

		  

Pero adicional a esto, y para seguir avanzando tanto con sus proyectos personales, como de la fundación, necesita ayuda para movilizarse mejor y de manera independiente, por lo que requiere, además de terapias, un carro acondicionado para su actual condición física.

		  

Para ello Katherin ha lanzado una campaña de crowdfunding en el portal GoFundMe.com, al cual puedes donar en el aquí.

		  

Katherin vive permanentemente con dolor, pero manifiesta que, eso no la hace desfallecer, “al contrario sigo adelante y con la mejor cara porque puede que eso no cambie, pero con mi actitud lo puedo hacer mejor y más llevadero, como dicen popularmente al mal tiempo buena cara”.

		  
		  




ARTÍCULOS SUGERIDOS

 Red de amigos visten de felicidad a niños del comedor comunitarios San Francisco de Asís

 Barranquillera que padece Schwannomatosis busca apoyo para poder movilizarse

 Amigos unidos para darle una mano al Club de Surf del Chocó

 Joven con prótesis representará a Colombia en competencia mundial de baile

 Voluntariado de niños para niños en Barranquilla

 Este programa de voluntariado paga vivienda, alimentos y transportes aéreos

 Sentir Positivo promueve trueque de saberes y conocimientos. Inscríbete

 Veamos por Juancho: campaña para la rehabilitación de niño invidente



Redacción Sentir Positivo
Publicaciones:292
Fuente:SentirPositivo
http://www.sentirpositivo.com
Publicaciones recientes

Redes Sociales