Ayúdanos a ayudar

Si tienes la intención y la voluntad de hacer parte de algo positivo pero no sabes dónde, cómo ni cuándo, no te preocupes, nuestros equipos de voluntarios y colaboradores te ayudarán a ver la vida de una manera más positiva mostrándote cómo usar tus dones para mejorar tu calidad de vida y de quienes los necesitan.

Nuestro compromiso

Cambiar la forma de ver noticias enfocándonos en una connotación positiva, con la finalidad de mejorar el día a día de nuestros lectores cansados de recibir cargas negativas de noticias que lo único que hacen es llenarlos de inconformidad, dolor y rabia.

Redes sociales

Síguenos en nuestra redes sociales y mantente al tanto de nuestros voluntariados.

 
 
 
 
   

 




Quién dijo yo

3,918 visitas Octubre 28 de 2016 07:58



Amigos unidos para darle una mano al Club de Surf del Chocó


EscueladesurfNuquiPrrincipal.jpg

© Fundación Buen Punto


Recaudan recursos para comprar una antena para facilitar las comunicaciones del Club de Surf del Chocó, y así tener acceso a ayudas que contribuyan a sacar adelante a los niños y beneficiar a la comunidad en general.




En el corregimiento de Termales, en Nuquí, funciona el Club de Surf del Chocó, en el que 160 niños practican este deporte con la esperanza de convertirse en profesionales y principalmente obtener una oportunidad para salir adelante, en el departamento más pobre y de menor cobertura educativa del país.

Néstor Tello Surfeando en Termales, Nuquí

		  

Néstor Tello, fundador del club, empezó a surfear hace más de 8 años sin siquiera saber el nombre de este deporte. Cuenta que al principio corrían olas con las tablas de las camas de sus casas y luego su hermano hizo unas pequeñas tablas con Balso, un árbol de la región, hasta que el dueño de un hotel puso una escuela de surf para sus turistas y trajo las tablas de Surf que les prestaba.

		  

Luego, trabajando como guía, conoció a Ryan Butta un turista australiano a quien le contó la historia. “Él se motivó y consiguió 5 tablas con una fundación en Estados Unidos y con esas 5 tablas arrancamos”, contó el surfista de 37 años.

		  

El club busca promover valores humanos positivos en las comunidades costeras menos favorecidas del Chocó. “El propósito es que los niños sean deportistas, que haya profesionales, alejarlos de las cosas malas porque realmente ellos acá no tienen muchas oportunidades para ser profesionales”, dijo Néstor.

Los niños ingresan al club a partir de los 2 años

		  

Los niños que reciben clases van de los 2 a los 18 años de edad de los corregimientos de Partadó, Termales y Arusí. Cinco de ellos, incluyendo a Néstor, han estado en Australia recibiendo entrenamiento que luego comparten con el resto de los estudiantes del club, también han participado en torneos y encuentros nacionales en Barranquilla, Santa Marta y San Andrés e internacionales en Perú y Estados Unidos. Esto se ha logrado gracias al apoyo de la Fundación Buen Punto creada por Ryan, que apoya con tablas de surf y recursos económicos a los niños que hoy practican este deporte y tienen la oportunidad de entrenarse, viajar, competir y divertirse de manera gratuita.

		  

Santiago Valencia uno de los miembros del club, quien también estuvo en Australia, espera convertirse en surfista profesional al terminar el colegio, habla de la importancia de pertenecer a este y estudiar, y dice que “si están metidos en las drogas o alcohol nunca van a crecer profesionalmente” por eso, una de las reglas es que todo miembro del club tiene que estar estudiando.

Algunos de los miembros del Club de Surf del Chocó

		  

Con el apoyo de particulares, fundaciones y de la Cancillería de Colombia, Tello ha logrado conseguir dotaciones, intercambios y financiación para que los chicos del club compitan en los torneos. Sin embargo, una de las dificultades para que los pequeños reciban más apoyo es que se encuentran incomunicados ya que no hay cobertura de celulares.

		  

Por ello, un grupo de amigos se unió para conseguir recursos y comprar una antena repetidora y un amplificador de señal que le permita al club comunicarse con el resto del mundo. “Es muy difícil conseguir recursos y apoyo para la escuela de Surf cuando no hay comunicación, por eso nace la idea de tener una antena a disposición de la escuela para que no se tengan que desplazar hacia otros lugares a ver si alguien le escribió o si alguien lo llama. Porque sin duda de allí nacerían nuevas oportunidades”, dijo Diego Parra uno de los organizadores de la campaña.

		  

La antena o kit repetidor bidireccional para la señal celular y el estabilizador de electricidad cuestan $1.832.800 y el transporte de estos elementos de Pereira a Nuquí, otros $115.000. Si puedes ayudar a hacer realidad este sueño puedes consignar en la cuenta de ahorros de Bancolombia 20765122148.

		  
		  




ARTÍCULOS SUGERIDOS

 Red de amigos visten de felicidad a niños del comedor comunitarios San Francisco de Asís

 Barranquillera que padece Schwannomatosis busca apoyo para poder movilizarse

 Amigos unidos para darle una mano al Club de Surf del Chocó

 Joven con prótesis representará a Colombia en competencia mundial de baile

 Voluntariado de niños para niños en Barranquilla

 Este programa de voluntariado paga vivienda, alimentos y transportes aéreos

 Sentir Positivo promueve trueque de saberes y conocimientos. Inscríbete

 Veamos por Juancho: campaña para la rehabilitación de niño invidente



Cucha Duque Ortiz
Directora
Comunicadora Social y Periodista
Publicaciones:86
Fuente:SentirPositivo
http://www.sentirpositivo.com
Publicaciones recientes

Redes Sociales