Ayúdanos a ayudar

Si tienes la intención y la voluntad de hacer parte de algo positivo pero no sabes dónde, cómo ni cuándo, no te preocupes, nuestros equipos de voluntarios y colaboradores te ayudarán a ver la vida de una manera más positiva mostrándote cómo usar tus dones para mejorar tu calidad de vida y de quienes los necesitan.

Nuestro compromiso

Cambiar la forma de ver noticias enfocándonos en una connotación positiva, con la finalidad de mejorar el día a día de nuestros lectores cansados de recibir cargas negativas de noticias que lo único que hacen es llenarlos de inconformidad, dolor y rabia.

Redes sociales

Síguenos en nuestra redes sociales y mantente al tanto de nuestros voluntariados.

 
 
 
 
   

 




Cumpliendo sueños

6,681 visitas Julio 02 de 2015 06:37



Un caballo para Lucía


Lucia2.jpg

© Lucía recibiendo a Heredero


Gracias a una red de sueños, una niña de 9 años tiene un caballo que le regaló un desconocido




Mientras entrevistaba a Diego Alejandro Ruiz Gómez, un joven paisa que ofrece el servicio de lectura en voz alta, me habló de Lucía Toro, una niña de 9 años cuyo negocio es contar historias después de que el cliente le da una palabra para que ella la desarrolle.

		  

La historia de esta pequeña que cobra $ 500 por “echar un cuento” me cautivó, así que la contacté y nos entrevistamos por Skype, mientras ella se recuperaba en el hospital Pablo Tobón Uribe de la quimioterapia que le habían practicado hace algunos días. Lucía, después de escuchar la palabra felicidad narró una pequeña y asombrosa historia que incluía cuevas, dragones y por supuesto una bella moraleja sobre este sentimiento. También contó con los ojos iluminados y la voz melodiosa que la caracterizan que su sueño más grande era tener un hermoso caballo para montarlo y cuidarlo.

		  

Al finalizar la entrevista -y a pesar de lo difícil que podría ser conseguir un caballo- empecé a buscar en mis contactos a alguien que viviera en Medellín y pudiera ayudar a que el sueño de Lucía se hiciera realidad. A mí mente llegó el nombre de un amigo con quien hace tiempo no hablaba; José Osorio, un joven emprendedor que al escuchar la historia de Lucía soltó la siguiente frase “tengo un amigo que puede ayudarnos con una escuela de equitación”. Lo de la escuela de equitación me llenó de emoción, pero que dijera “nos puede ayudar” era el inicio de este y otros sueños por cumplir junto a María Clara Múnera Osorio, Juan Manuel Mesa García, María Cecilia Peláez Vázquez y José Osorio Camargo, dos parejas de esposos dispuestos a dar AMOR e invertir en la FELICIDAD de los demás.

		  

Cuatro meses después, con la autorización de los padres y médicos, Lucía recibió de manera gratuita y gracias a las hermanas Esperanza y María Soledad Saldarriaga su primera clase de equitación en la Fundación Equina La Granja en Envigado, Antioquia, que además de permitirle el contacto directo con los animales y la naturaleza, le sirve de terapia para su tratamiento contra el cáncer de pulmón con el que junto a sus padres y hermano lucha desde hace casi dos años.

		  

Gloria Sofía Franco, la mamá de Lucía pensó que con las clases de chalanería, el sueño de su hija ya se había hecho realidad. Sin embargo, antes de que Lucía cumpliera el mes asistiendo a clases, escuchó la felicidad “recibí una llamada, una hermosa llamada que nos anunciaba que estaba llegando a Medellín un caballo para Lucía, una persona envío un caballo, sin anunciar, sin tener ninguna idea por nuestra parte. Su instructora me pedía que la llevara a la escuela de chalanería para que recibiera ese hermoso regalo, con el cual sueña y por el cual suspira todos los días”.

		  

Manuela Castañeda una de las instructoras de la escuela, admirada por la fortaleza, dulzura y capacidad narrativa de Lucía, le puso un lazo rosado a esta historia, pues habló con un hombre –quien prefiere el anonimato- y éste al escuchar la historia decidió regalarle un caballo.

		  

Lucía relató a Sentir Positivo que ese día fue a sus clases de equitación y, como es usual, dio una vuelta en uno de los caballos de la escuela, al bajarse vio otro caballo con un moño grande “pensé que iban a dar una fiesta”. La fiesta fue para ella cuando escuchó que el caballo con el lazo era suyo “yo no podría explicar lo que sentí, estaba completamente paralizada y estaba que explotaba de felicidad. Yo solo decía muchas, muchas, gracias yo tengo mucha felicidad”. Quienes estaban presentes cuentan que la pequeña besaba y abrazaba al caballo, luego salió corriendo y con un fuerte abrazo agradeció al hombre desconocido que en sus palabras “cumplía el sueño de mi vida”.

		  

El hombre le preguntó cómo llamaría al caballo y sin pensarlo dijo “Heredero”, luego se comprometió a cuidarlo, quererlo, darle zanahorias y por supuesto narró una bella historia que Heredero protagonizó.

		  

Termino esta nota con las palabras de la mamá de Lucía convencida de que encierran el sentimiento de quienes contamos con el privilegio de conocer a la bella y talentosa Lucía, “Muchos aprendizajes y agradecimiento inmenso a tantas personas que se han sumado al propósito de hacer de este tiempo especial, un tiempo de amor para Lucía. Estoy convencida que lo estamos logrando, esta niña con su suavidad y ternura enamora, despierta y cultiva en las personas que se acercan a ella mucha generosidad que se traduce en felicidad para todos”.

		  

info@escuelalagranja.com estimulacionequina@yahoo.com

		  
		  




ARTÍCULOS SUGERIDOS

 Joven con parálisis cerebral sueña con montar en bicicleta

 Martina la Peligrosa cumple el sueño de un joven con autismo

 Red de amigos le celebró los 15 años a diez recicladoras

 Un caballo para Lucía

 Una red de amigos que cumplen sueños, logró que un niño de 8 años volviera a caminar

 Daniela Fontalvo cumplió su sueño de conocer a Violetta, la protagonista de la exitosa serie de Disney Channel Latinoamérica



Cucha Duque Ortiz
Directora
Comunicadora Social y Periodista
Publicaciones:86
Fuente:SentirPositivo
http://www.sentirpositivo.com
Publicaciones recientes

Redes Sociales