Ayúdanos a ayudar

Si tienes la intención y la voluntad de hacer parte de algo positivo pero no sabes dónde, cómo ni cuándo, no te preocupes, nuestros equipos de voluntarios y colaboradores te ayudarán a ver la vida de una manera más positiva mostrándote cómo usar tus dones para mejorar tu calidad de vida y de quienes los necesitan.

Nuestro compromiso

Cambiar la forma de ver noticias enfocándonos en una connotación positiva, con la finalidad de mejorar el día a día de nuestros lectores cansados de recibir cargas negativas de noticias que generan frustración, dolor y rabia.

Redes sociales

Síguenos en nuestra redes sociales y mantente al tanto de nuestros voluntariados.

 
 
 
 
   

 




Verde

591 visitas Marzo 27 de 2020 20:27



La revancha de lo irrelevante


LarevanchadeloirrelevantePrincipal.png

©


Ampliemos el significado de ser humano, reescribámoslo y, con él, los grandes conceptos que usamos para navegar el mundo. Amor, tiempo, vida, muerte, éxito. Volvamos al acto de crear nuevas versiones de nosotros como individuos y como grupo.






Aislamiento preventivo, total y obligatorio. Una pandemia nos ha hecho parar en seco. Y el freno fue nuestro propio cuerpo. El cuerpo no es una máquina para producir utilidades, pero esa es la idea generalizada que hay sobre él. Un asset de la economía. Hoy el cuerpo y las instituciones para su cuidado, mejora y actualización, nos dicen que el estado de bienestar está por encima de la oferta y la demanda.

		  

Ahora la casa es nuestro perímetro y tenemos la oportunidad de habitar nuestro cuerpo, nuestra identidad, nuestra vocación y nuestras relaciones de otra manera. Podemos habitar la vida de otra forma y se evidencia todavía más que nuestra definición como animales racionales no nos basta. Nunca ha bastado.

		  

La naturaleza humana es una mezcla de la razón con la emoción, con el lenguaje poético. Somos animales simbólicos. Construimos una virtualidad llamada cultura que media entre nosotros y la realidad. Vestimos con rituales a los procesos naturales: no solo comemos para sobrevivir, tenemos el arte culinario. No solo buscamos refugio bajo la tempestad, creamos la arquitectura. No solo observamos los ciclos naturales, creamos la ciencia, la matemática y la física para descubrir su esencia. Aprendemos y le damos un sentido a la vida que nos rodea con grandes relatos (mitos, religiones, ideologías políticas, ideologías económicas, literatura, cine, etc.).

		  

Tenemos un gen fabulador con el que nos transformamos y también al entorno. Sin embargo, la ideología del capital se ha impuesto tan fuertemente que ha neutralizado nuestra curiosidad y nos encasillamos en la definición del ser humano como racionalidad pura. Somos cuerpos para producir riqueza, la riqueza se debe acumular para adquirir cosas con el dinero que, además, puede convertir todo en cualquier cosa: al tiempo lo convierte en billetes y con esos billetes compras productos/servicios y esa es la definición predominante de la felicidad, del éxito.

		  

El peligro de un relato predominante es que su constancia y repetición lo vuelve obvio. Es así, no hay otra forma. ¿Para qué estamos aquí? Obvio: para producir porque producir es ser feliz. En este contexto, aquello que no sirve para algo (es decir, aquello cuya finalidad principal no es producir riqueza) es irrelevante.

		  

¿Filosofía? Irrelevante. ¿Cultura? Irrelevante (a menos que sea un cóctel o un evento con grandes ventas en taquilla) ¿Psicología? Irrelevante (si aprendemos cómo funciona nuestra mente que sea para estrategias de marketing… y ya sabemos la opinión de nuestra vicepresidenta Marta Lucia Ramírez) ¿Sociología? ¿Literatura? ¿Pintura? ¿Arte? ¿Para qué?

		  

Para producir felicidad ejerciendo nuestra capacidad y necesidad creadora.

		  

Ampliemos el significado de ser humano, reescribámoslo y, con él, los grandes conceptos que usamos para navegar el mundo. Amor, tiempo, vida, muerte, éxito. Volvamos al acto de crear nuevas versiones de nosotros como individuos y como grupo. ¿Por qué nos tiene que bastar la versión predominante? ¿Por qué no complementarla y ponerla a dialogar con otras?

		  

Sí, podemos ser un músculo para la riqueza material, es sólo una de nuestras dimensiones. Hoy una pandemia nos obliga a detenernos ¿Quiénes somos cuando se apaga el sonido de la máquina y nos quedamos con nuestra voz? ¿Qué tenemos que decir? ¿Qué deseamos decir? Las humanidades, las artes, la cultura son derechos, necesidades y medios para articular las respuestas a esas preguntas.

		  

Moldeamos la realidad con nuestras emociones y nacen obras que activan la imaginación y el corazón de otros. El manejo de nuestras emociones, cómo dialogar con ellas, cómo nombrarlas. Qué otras formas hay de entender la vida, cómo darle un sentido a la propia sin temor a que nuestra definición no encaje con otras. Cómo sanar las heridas y regularnos como grupo. Estas cuestiones, las disciplinas que derivan de ellas y quienes las ejercen… esos son los irrelevantes que hoy se revelan más importantes que nunca.

		  

Y es que también somos los obreros de la curiosidad, de las emociones, del arte. Somos tanto más.

		  

Ha bajado el volumen de la producción industrial y eso deja ver cómo la música tiende puentes entre nuestros balcones, cómo las proyecciones improvisadas de cine convierten en portales a las fachadas de los edificios, cómo la literatura y los relatos en muchos soportes nos unen y expanden los límites de nuestras casas. El arte y las humanidades son el rescate para el ser sensible que también somos, ese que tanto hemos menospreciado y apartado.

		  

Nuestros símbolos son la ciencia, la economía, pero también la ficción y la cultura. Estamos ante una oportunidad única, ante una potencial revancha lo irrelevante. Este encierro físico nos muestra que le dimos la espalda al acto de pensarnos y expresarnos, el trabajo más importante que tenemos.

		  

Yo no paro, yo produzco dicen muchos. ¿Y si paramos para producir nuestra salud emocional y mental? ¿Para poner en orden nuestra mente? ¿Para ser sinceros y decirnos si de verdad estamos abrazando nuestro propósito? ¿Y si notamos que la economía cubre la dimensión logística en nuestra vida, pero no cubre todos los flancos? ¿Y si vemos que la cultura y las humanidades hacen lo que una cuenta bancaria llena no resuelve? Sé que hablo desde mi esquina y desde el privilegio de escribir estas palabras bajo un techo. Sé que no todos pueden pensar en su ser cultural si tienen hambre. Lo sé. Aun así, creo que es pertinente plantear estos interrogantes.

		  

¿Y para qué tantas preguntas? Cuando las respondemos nombramos las cosas. Cuando lo hacemos, esa necesidad se hace real para nosotros. El acto de nombrar no es solo un ejercicio poético, tiene efectos como la creación de políticas públicas que le den a la compasión y al pensamiento crítico la misma importancia que le damos a la productividad y la eficiencia.

		  

La naturaleza está sanando con nuestro encierro. Tengo la esperanza de que, cuando volvamos a salir, la naturaleza humana haya visto renacer su ecosistema emocional.

		  
		  




ARTÍCULOS SUGERIDOS

 La revancha de lo irrelevante

 Universidad de Antioquia le dice adiós al plástico de un solo uso

 Barranquilla se encuentra entre las ciudades más arborizadas del mundo

 Greta Thunberg fue elegida como la “persona del año” por la revista Time

 Cinco compañías le apuestan al reciclaje

 Máquina que separa por color y fragmenta los envases de vidrio, nueva patente de Unicosta

 Un supermercado utiliza hojas de plátano para reemplazar los envases de plástico

 Carrefour permite a sus clientes utilizar sus propios envases

COMENTARIOS DE NUESTROS SEGUIDORES


















Carolina Sánchez Cervantes
Colaboradora
Publicaciones:1
Fuente:SentirPositivo
http://www.sentirpositivo.com
Publicaciones recientes

Redes Sociales

Productos Sentir Positivo

  • Buso blanco SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $40000

    Valor mas envio: $48000

    Buso blanco

  • Buso negro SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $40000

    Valor mas envio: $48000

    Buso negro

  • Chaleco negro SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $120000

    Valor mas envio: $128000

    Cheleco negro acolchado

  • Chaleco rojo SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $120000

    Valor mas envio: $128000

    Cheleco rojo acolchado

  • Gorra blanca SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $25000

    Valor mas envio: $33000

    Gorra blanca

  • Llavero metal SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $10000

    Valor mas envio: $15000

    Llaveros de metal

  • Llavero tela SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $10000

    Valor mas envio: $15000

    Llaveros de tela metal

  • Sueter mujer blanco SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $30000

    Valor mas envio: $38000

    Sueter blanco

  • Sueter mujer negro SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $30000

    Valor mas envio: $38000

    Sueter blanco

  • Tasa blanca SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $10000

    Valor mas envio: $15000

    Tasa blanca