Ayúdanos a ayudar

Si tienes la intención y la voluntad de hacer parte de algo positivo pero no sabes dónde, cómo ni cuándo, no te preocupes, nuestros equipos de voluntarios y colaboradores te ayudarán a ver la vida de una manera más positiva mostrándote cómo usar tus dones para mejorar tu calidad de vida y de quienes los necesitan.

Nuestro compromiso

Cambiar la forma de ver noticias enfocándonos en una connotación positiva, con la finalidad de mejorar el día a día de nuestros lectores cansados de recibir cargas negativas de noticias que generan frustración, dolor y rabia.

Redes sociales

Síguenos en nuestra redes sociales y mantente al tanto de nuestros voluntariados.

 
 
 
 
   

 




Voces

775 visitas Abril 24 de 2019 07:53



Lenguaje no sexista: un esfuerzo por la igualdad y la inclusión


LenguajeincluyenteKamoMendivilPrincipal.jpg

© Pxhere


La columna propone una reflexión sobre el uso del leguaje incluyente frente la resistencia institucional y social para aplicarlo.






Hace un par de días estuve en el cine con mi hijo de cuatro años y en una de las publicidades previas a la película se ofrecía un producto infantil. Mientras terminaba de acomodarme en la silla ataviada por la bandeja de crispetas y el bolso, me pregunta: -mami, ¿y las niñas no pueden tener eso?

		  

Le pregunté por qué lo decía. Me contó que habían dicho que el producto era para niños. Intenté explicarle que había personas que decían que era para niños para incluir también a las niñas. Con ver su carita supe que no lograba que me entendiera. Intercambiamos varias frases en secreto para no molestar, hasta que finalmente tuve que decirle que el cine se había equivocado -es que parece que por la carrera se les olvidó decir que era también para las niñas-.

		  

Los seres humanos hemos hecho un gran esfuerzo para crear sonidos e imágenes. Con ellos nos reconocernos, le damos sentido a la vida y, como si fuera poco, preservamos nuestra historia escrita y oral. En definitiva a través del lenguaje le damos vida a lo que existe, pero también puede hacer invisible la diferencia.

		  

Un niño ya es capaz de identificar cómo nombramos el mundo y de paso darse cuenta que hay personas que no son nombradas. iría en contra de mi propia razón convencer a mi hijo de lo contrario, cuando he percibido lo nocivo del lenguaje sexista y excluyente. Imágenes que marcan estereotipos sobre el cuerpo; mensajes que promueven una sola forma de ver, hacer y estar; palabras que no nombran o descalifican la diferencia. El lenguaje sexista y excluyente deja por fuera a todas aquellas personas que no encajan en el modelo que se construye sobre ser hombres y mujeres y nos bombardea sin darnos cuenta todos los días.

		  

Hay personas en el mundo que sienten que no existen porque no son nombradas o mal-nombradas. El solo hecho de mencionarlo produce más de un malestar entre lingüistas, porque hay que apelar a la “economía del idioma” y hay “aspectos gramaticales que no se pueden cambiar”. También hay imágenes que crean estereotipos por el color de piel, el lugar dónde se vive o el sexo con el que se nace.

		  

Se lo han tratado de explicar a la Real Academia Española de la Lengua. Pero es una institución que justifica el uso del genérico masculino para incluir a toda la población. ¡Si somos diferentes! Hombres o mujeres, niños o adultas, con discapacidad, rurales, indígenas, campesinos, artesanas, empresarios, estudiantes.

		  

Por ello a la RAE se le ha acusado de anticuada y machista, porque aún mantiene definiciones que ya han sido revaluadas en la práctica social, entre ellas, la definición de algunos conceptos asociados a lo femenino como débil, e incluso incorporar la definición de la palabra “feminazi”, desacreditando la lucha del movimiento social de mujeres por la igualdad de derechos entre los géneros. El lenguaje lo hacemos las personas, el uso hace la ley, dicen por ahí. Y es hasta 2019 en que una institución como la RAE empieza a cambiar también su visión sobre el lenguaje incluyente y no sexista. Hace unas pocas semanas que Santiago Muñoz Machado, el director de esta institución, dijo en una convención del Idioma en Argentina, que las desigualdades históricas también se notan en el lenguaje.

		  

El argumento más simple es que el lenguaje tiene unas reglas y que no se pueden cambiar. Pero el lenguaje es una construcción social y es en el uso cotidiano que se modifica. Recordarles que el lenguaje tiene la capacidad de crear realidades y también de transformarlas.

		  

Los avances en legislación a favor de los derechos humanos, por ejemplo, marcan estos cambios y actualizan los usos del lenguaje. Por eso la discusión no reposa solo en lo gramatical, sino en cómo el lenguaje es un escenario para mirarnos como sociedad.

		  

Cambiar el lenguaje no es la única solución para lograr la equidad en medio de la diversidad, pero sí invita a crear nuevas formas de nombrarnos para crear nuevas realidades. Antes una mujer se presentaba como “la doctor” ahora es más sencillo decir que nos atendió una doctora, o que hay candidatas que aspiran a ser presidentas. La Lingüística clásica nos dirá que hay un error en la construcción del genérico. Pero no le quitaremos a una niña la fantasía de tener un título de doctora o de soñarse siendo la primera presidenta de su país. Eso ayuda a transformar realidades.

		  

Esa es la propuesta desde el “lenguaje incluyente”, un esfuerzo adicional en el lenguaje para que todas y todos quepamos en las palabras.

		  
		  




ARTÍCULOS SUGERIDOS

 “Vivías dentro de mí y no me había dado cuenta”

 Lo que aprendí del Ramadán

 Cuando nuestros padres envejecen

 Hijuemadre

 La labor emocional, una asignatura pendiente

 Lenguaje no sexista: un esfuerzo por la igualdad y la inclusión

 La cocina de mi vida

 Un adiós de cuatro patas

COMENTARIOS DE NUESTROS SEGUIDORES


















Carmen Rosa Mendivil Calderón
Colaboradora
Publicaciones:1
Fuente:SentirPositivo
http://www.sentirpositivo.com
Publicaciones recientes

Redes Sociales

Productos Sentir Positivo

  • Buso blanco SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $40000

    Valor mas envio: $48000

    Buso blanco

  • Buso negro SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $40000

    Valor mas envio: $48000

    Buso negro

  • Chaleco negro SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $120000

    Valor mas envio: $128000

    Cheleco negro acolchado

  • Chaleco rojo SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $120000

    Valor mas envio: $128000

    Cheleco rojo acolchado

  • Gorra blanca SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $25000

    Valor mas envio: $33000

    Gorra blanca

  • Llavero metal SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $10000

    Valor mas envio: $15000

    Llaveros de metal

  • Llavero tela SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $10000

    Valor mas envio: $15000

    Llaveros de tela metal

  • Sueter mujer blanco SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $30000

    Valor mas envio: $38000

    Sueter blanco

  • Sueter mujer negro SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $30000

    Valor mas envio: $38000

    Sueter blanco

  • Tasa blanca SP

    Fabricante : Sentir Positivo

    Contacto : productos@sentirpositivo.com

    Disponibilidad : SI

    Valor unidad : $10000

    Valor mas envio: $15000

    Tasa blanca